Cómo descubrí el “tapping”

¡Bueno, bueno, bueno….!

Me encanta este tema. Tapping. ¿Qué es el tapping? El tapping es algo magnífico. No voy a ser yo personalmente la que escriba sobre lo que es el tapping, ya que soy una persona que no ha sido bendecida con el “don de la síntesis” y me encanta el senderismo por los cerros de Úbeda. En el siguiente post os voy a dejar una traducción que he hecho de unas entrevistas hechas por profesionales en la materia. Pero antes de empezar, quiero contaros cómo conocí esta técnica llamada Tapping:

Hace casi 10 años, cuando estudiaba en la universidad, un compañero se me acercó y me dijo “¿Te importaría que probara contigo un ejercicio de relajación que he estado practicando?” yo le dije que sí, porque siempre he sido un manojo de nervios, y porque me encanta todo lo que tenga que ver con la relajación, la energía (no mística, que también, sino la energía física). Allí estábamos, delante de más gente, haciendo un ejercicio que consistía en darnos suaves golpecitos en ciertos puntos de la mano y la cara a la vez que contando del 1 al 10 y luego cantando el cumpleaños feliz. ¿?¿?¿?

Mientras hacía esto noté un calorcito muy agradable recorrer mi cuerpo y, para cuando habíamos acabado esta peculiar ronda, me estaba partiendo de risa sola. Todo mi cuerpo y mi mente se habían relajado como nunca antes lo habían hecho. Si pudiera describir ese ataque de risa, diría que fue como si se hubieran abierto las puertas de un dique en mi interior, dejando que fluyera un torrente de emociones y sensaciones que estaban reprimidas. Mi primera reacción fue esa risa tan placentera…creo que hasta entonces no había sido tan consciente de todo lo que estaba reteniendo dentro de mi cuerpo…tantas emociones y estrés…Todas las preocupaciones se esfumaron y durante todo el día me acompañó una sensación de tranquilidad absoluta.

Sólo he tenido esa sensación tan poderosamente placentera en tres ocasiones más; una fue cuando un buen amigo de mi familia me inició en el Reiki, ocasión en la que sentí exactamente lo mismo -un calor muy agradable y mucha risa (la cual interpreto como un mecanismo de mi cuerpo para “soltar” esa energía contenida); otra vez fue cuando me uní a un medmob en el Puente de Triana en Sevilla (http://www.medmob.org/?l=es os dejo este link para los que no sepáis qué es)  en el que medité durante únicamente 15 minutos. Cuando un compañero me “despertó” de la meditación noté de nuevo ese calor, aunque esta vez no tuve ataque de risa, sino algo diferente. Cuando me preguntaron “¿qué tal?”, me apresuré a contestar, como siempre hago. Pero entonces noté cómo me subía desde el estómago un torrente de energía que, antes de llegar a la garganta, bajó y se disipó, y entonces respondí con total tranquilidad y serenidad a la pregunta. Nunca antes había notado ese torrente, pero me quedó claro desde ese día que es la “ansiedad”, la anticipación y vehemencia que me surge al entablar conversación con otra persona y que es totalmente innecesaria. El efecto de serenidad y concentración sin esfuerzo que conseguí con esa meditación me duró todo el día. Incluso los sentidos se me agudizaron; la tercera vez fue tocando mi violín en un curso, en Villefavard, Francia. El sitio era idílico, pero mi situación amorosa no lo era tanto. Tocaba el “poema de Chausson”, que es una pieza muy romántica e intensa. En ese momento me encontraba en una clase con mi profesor y más compañeros del curso. Ya fuera por la intensidad del curso, por la intensidad de mis emociones o por la intensidad de la pieza, me volqué totalmente y me olvidé de todo. Entonces experimenté dos brevísimos instantes de UNIDAD total con la música y con mi instrumento. Se me saltaron las lágrimas. Fueron dos instantes “perfectos”.

La verdad es que, al escribir acerca de estos momentos y recordarlos, me siento muy afortunada de haber tenido esas experiencias. Muchos de vosotros habréis tenido momentos similares, momentos más intensos incluso, y muchos otros no los habréis experimentado, o no los recordaréis. Cualquiera que sea el caso, no importa. Puedes volver a experimentar momentos así o experimentarlos por primera vez, si quieres. Es responsabilidad tuya. Todos, sin excepción, tenemos la capacidad de crear estos momentos en los que estamos en paz con nosotros mismos y nuestra circunstancia, sea cual sea. Sólo tenemos que querer.

En el siguiente post me pongo manos a la obra con la traducción de un material sacado del “7th Annual Tapping World Summit”, que es una convención (en este caso, la séptima) anual de Tapping a nivel mundial, online. Sus creadores son Jessica Ortner y Nick Ortner y lo han diseñado de tal forma que. durante 10 días al año, traen a todo tipo de expertos, psicólogos, coaches y demás profesionales para entrevistarlos para que tú puedas escucharlos y beneficiarte de forma totalmente gratuita. Pasados estos diez días, si te ha gustado lo que has escuchado, tienes la opción de comprarte todo el material para tenerlo “pa tí pa siempre”. Esta última opción es la que llevo haciendo yo dos años, desde que los conocí.  Esta es su página, por si os interesa el tema: http://thetappingsolution.com/2015upgrade/raise-25k.html

Como el material es en inglés y a mi alrededor tengo familiares y amigos que no manejan mucho el idioma, decidí pedirles permiso para subir su material a un blog, ya traducido. Ellos fueron increíblemente amables y me contestaron que podía hacer uso de su material totalmente gratis, siempre y cuando no me lucrara de ello, y por supuesto, citara la fuente original, obviamente. Y así lo pienso hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s